• Desarrollan el carácter de las personas.

El Amor que transforma

Vidas cambiadas

Porque creemos que el Espíritu Santo sigue actuando y sorprendiendo a todo aquel que tiene un encuentro con Él. Un Espíritu de Poder, Amor y Dominio propio.

Comparte tu testimonio

Y ¿QUE TAL SI CONFÍAS?

Ni habían terminado de salir los israelitas de Egipto cuando el Faraón y sus funcionarios cambiaron de opinión y decidieron ir tras ellos; sacaron sus mejores carros y les dieron alcance. Cuando los israelitas vieron esto entraron en pánico y le reclamaron al Señor y a Moisés el haberlos sacado de Egipto.

Pero la respuesta de Moisés fue la siguiente: “—No tengan miedo. Sólo quédense quietos y observen cómo el Señor los rescatará hoy. Esos egipcios que ahora ven, jamás volverán a verlos. El Señor mismo peleará por ustedes. Sólo quédense tranquilos.” - Éxodo 14,13-14

* ¿Has entrado en pánico cuando las circunstancias que te rodean se vuelven difíciles?

*¿Le has echado la culpa a Dios por tus aflicciones? ¿Te cuesta esperar? ¿Quieres que todo suceda en el acto?

*¿Quieres que siempre te digan que sí? ¿Que todas las puertas se abran o que nunca te enfermes?

De igual manera sucede en tu relación con Dios. Quieres que Él te responda en el mismo instante en que terminas de orar o que te dé una salida justo cuando más lo necesitas.

Quieres que Dios acelere sus tiempos y de una vez te quite de encima aquello que te duele o te incomoda.

Si esa es tu realidad, necesitas aprender a esperar. A dejar obrar a Dios. Es muy común pensar que si Dios es Dios, debe obrar al instante. Pero Dios no obra así todo el tiempo. La verdad es que Él también usa el tiempo en el proceso de enseñarnos a ser como Cristo.

Quedarse quieto, seguir la dirección de Dios y observar cómo Él abre puertas, provee oportunidades y trae recursos a tu vida, cuesta, pero es parte de tu proceso de formación.

“ El Señor es mi roca, mi fortaleza y mi salvador; mi Dios es mi roca, en quien encuentro protección. Él es mi escudo, el poder que me salva y mi lugar seguro.”Salmo 18,2

Ten fe y espera en el Señor.🙏🏽!!!