• Desarrollan el carácter de las personas.
Lo Nuevo

Reflexión diaria:

¿QUIÉN TE SACIA?


"...pero a todos los que creyeron en él y lo recibieron, les dio el derecho de llegar a ser hijos de Dios.

- Juan 1:12‭ NTV

Ser un hijo de Dios es un privilegio que recibimos, cuando rendimos nuestra vida a Cristo. Cuando le entregas tu vida a Jesús ocurre espiritualmente lo que la Biblia llama: "Nacer de nuevo":

"Ellos nacen de nuevo, no mediante un nacimiento físico como resultado de la pasión o de la iniciativa humana, sino por medio de un nacimiento que proviene de Dios." - Juan 1:13 NTV

Con el tiempo algunos olvidan lo desesperante que puede ser la vida sin Dios. ¿Cual es el propósito de nacer de nuevo?

Primero: Que tengas vida eterna: Tu puedes nacer una vez y morir dos veces. Naces físicamente vivo, pero espiritualmente muerto. Y te pasas toda la vida tratando de ser feliz y experimentar realización. Y cuando mueres, si nunca rendiste tu vida a Cristo, quedas eternamente excluído de la presencia de Dios. Solo aquellos que rinden su vida a Cristo nacen de nuevo. Por lo tanto su vida aquí y por toda la eternidad estarán bajo el amparo de un Dios omnipotente y omnipresente.

Segundo: Que experimentes su gracia, su amor y su verdad. El método de Dios es encarnacional. Esto significa que así como Dios habitó entre nosotros en la persona de Cristo Jesús; él también habita en cada hombre y mujer nacidos de nuevo para que su gloria se manifieste en ellos:

"Entonces la Palabra se hizo hombre y vino a vivir entre nosotros. Estaba lleno de fidelidad y amor inagotable. Y hemos visto su gloria, la gloria del único Hijo del Padre." - Juan 1:‬14‭ NTV

El resultado:

"De su abundancia, todos hemos recibido una bendición inmerecida tras otra." - Juan 1:16‭ NTV

La causa:

"Pues la ley fue dada por medio de Moisés, pero el amor inagotable de Dios y su fidelidad vinieron por medio de Jesucristo." - Juan 1:17 NTV

El Amor que transforma

Vidas cambiadas

Porque creemos que el Espíritu Santo sigue actuando y sorprendiendo a todo aquel que tiene un encuentro con Él. Un Espíritu de Poder, Amor y Dominio propio.

Comparte tu testimonio