17/05/16 - ISRAEL - Un impresionante tesoro fue encontrado en Cesaréa, las raras reliquias pertenecen a la cultura del pueblo romano.

Una muy antigua carga marítima de un buque mercante que se hundió durante el período romano tardío (400 dC), fue hallado bajo el mar. Las estatuas encontradas están en un sorprendente estado de conservación, de manera tal como si hubieran sido arrojadas ayer y no hace más de 1.600 años.

El descubrimiento accidental fue hecho por dos buzos en el puerto de Cesarea antes de la fiesta de Pascua, según lo informa ynetnews.com. Los buzos Ran Feinstein y Ofer Raanan de Ra'anana, inmediatamente se pusieron en contacto con la Autoridad de Antigüedades de Israel (IAA), e informaron del descubrimiento.

La IAA indicó que una inmersión conjunta en el lugar junto con sus arqueólogos reveló que una amplia porción del fondo del mar había sido limpiada por la arena, dejando al descubierto los restos de un barco en el fondo del mar: anclas de hierro, restos de anclas de madera y elementos que se encontraban utilizados en la construcción y funcionamiento de la embarcación a vela fueron hallados. Un rastrillaje de rescate bajo el agua llevado a cabo con la ayuda de buzos de la IAA y voluntarios que utilizaron equipos avanzados, descubrieron numerosos otros artículos que formaban parte de la carga del buque.

Todo eso y mucho dinero: 44 libras de monedas con las imágenes del emperador Constantino, que gobernaba el Imperio Romano occidental desde 312 al año 324 dC, y más tarde fue conocido como Constantino el Grande, gobernante del Imperio Romano desde 324 al 337 DC; y de Licinio, el rival de Constantino, que gobernaba la parte oriental del Imperio Romano.

"Un hallazgo marino como este no se ha hecho en Israel en los últimos 30 años", dijeron Jacob Sharvit, director de la Unidad de Arqueología Marítima de la Autoridad de Antigüedades de Israel, y Dror Planer, subdirector de la unidad, a través de un comunicado.

Por: sucesosdelmundo.com

Correo electrónico