HABILIDADES SOCIALES PARA PROFESIONALES

En muchas ocasiones nos encontramos en diversos dilemas frente a nuestras relaciones interpersonales, y la alta expectativa que los demás tienen sobre nosotros al momento de asumirlos; pero la verdad es que no siempre tenemos las habilidades ni el carácter para manejar cada relación como un “experto”. Sin embargo hay que saber que precisamente relaciones interpersonales que tenemos son para nuestra formación y aprendizaje. Así que lo que hay que comenzar a hacer es manejar las discusiones y defender nuestros derechos desde el desarrollo de las habilidades sociales.

habilidad socialEn nuestro proceso de crecimiento  siempre estamos buscando mejorar, para lo cual elegimos ciertos modelos a seguir, los cuales aparentan haber descubierto los pasos para lograr el éxito en determinada área, éxito que nosotros también deseamos alcanzar.  En lo que a las habilidades sociales respecta, puede ser alguien diestro para manejar conversaciones y solucionar problemas con palabras llenas de respeto y amor, creyendo erróneamente que estas son características de la personalidad innatas, pero al iniciar este camino hacia la madurez emocional y espiritual, es muy importante que entendamos que dichas destrezas y la asertividad son aspectos que podemos aprender.

Las habilidades sociales no se tiempo, desarrollan de un día para otro; toma dedicación y disposición para aprender. El autor Caballo en 1986, define las habilidades sociales como. ”La conducta socialmente hábil, es ese conjunto de conductas emitidas por un individuo en un contexto interpersonal que expresa los sentimientos, actitudes, deseos, opiniones o derechos de ese individuo de un modo adecuado a la situación, respetando esas conductas en los demás, y que generalmente resuelve los problemas inmediatos de la situación mientras minimiza la probabilidad de futuros problemas."

Parece complejo y casi imposible lograr alcanzar dicho nivel de pericia en el manejo de conducta en nuestras relaciones interpersonales, pero podemos comenzar identificando cuál es nuestra forma de comunicación, actualmente podemos encontrar tres tipos.

1. La Pasiva: la persona que prefiere estar callada, no defiende sus derechos y espera que los demás lo agredan de alguna u otra forma. Pero son muy buenos repartiendo rumores y chismes, sin que nadie se dé cuenta.

2. La Agresiva: como su nombre lo indica, es la persona que agrede a los demás, considera que puede solucionar los problemas gritando y humillando.

3. La Asertiva: la persona que dice lo que piensa de forma adecuada, en el mejor momento y el lugar correcto.

Todos buscamos una comunicación asertiva, pero ¿Cómo lograrlo?

Aquí algunos tips del Experto

1.   Se pronto para oír

2.   Tardo para hablar

3.   Lento para la ira

Y esto… porque la ira del hombre no obra la justicia de Dios. (Santiago 1:19, - Biblia)

Al intentar poner estos puntos en práctica nos damos cuenta que no es nada fácil y que es necesario un acercamiento más íntimo con Dios, pues Él es el Creador y promotor de las relaciones interpersonales, por tanto sabe cómo hacerlo mejor, y es el Único que puede capacitarnos para ser profesionales en habilidades sociales.

 

Si tienes dudas o te interesa conocer más sobre la vida plena que te espera al relacionarte con Dios, te invitamos a leer ¿Qué tan resistente es tu fortaleza?

Por: Vanessa Rodríguez
Psicóloga

Correo electrónico