LAS 12 MARCAS NECESARIAS DEL CORAZÓN

A la mayoría de los hombres no los iniciaron en la verdadera hombría, porque nadie les mostró cómo hacerlo, y en especial, cómo luchar con su corazón. El fracaso de muchos padres, la influencia de la cultura y una iglesia pasiva, han dejado a los hombres heridas y sin dirección en sus corazones. Para recuperar el corazón, es necesario sanar las heridas del pasado, restaurar su fortaleza y averiguar cuál es el propósito de Dios con su vida y para ello, debe batallar contra todo aquello que lo impide.

Pero se está perdido a la hora de saber, en lo más profundo del alma, qué significa ser un hombre de honor e integridad. Por eso nos dejamos influenciar por los nuevos vientos que nos trae la cultura, creyendo que esto o aquello, es lo que realmente significa ser un hombre.  La mayoría de los hombres conocen muchas cosas negativas acerca del hombre. Pero muy pocos conocen su diseño, sus implicaciones, y cuál es el propósito con el que fue creado.

Pero… ¿Cuál es la carrera de cada hombre? ¿Cuál es su pasión? ¿Cuál es su vocación? Y sobre todo ¿Qué clases de batallas debe librar en su corazón para hacer las cosas bien? ¿Qué clase de corazón debe tener?. He aquí algunos de los corazones que los hombres deben tener.

  • El Corazón  de un REY

Todo esto crea en el alma del hombre el principio que le permite mostrar este corazón a lo largo de su vida: el amor a la rectitud.

  • Un Corazón INTEGRO

 Es el corazón integro, cuando hace frente a lo mediocre e injusto, sean cuales sean los riesgos y peligros que esto pueda implicar. Es el corazón que refleja una carga por lo que es correcto, que refleja la energía de lo justo, y en la Biblia este corazón se puede ver reflejado en el profeta Natán, que fue a ver al rey David para reprocharle su adulterio secreto.

Este corazón se caracteriza por una serie de aspectos:

  • Tener fuertes convicciones.
  • Tomar la iniciativa en temas morales.
  • Poseer un espíritu humilde.
  • Ejercitar un  liderazgo correcto.
  • Un Corazón RECTO.

Los hombres de integridad comienzan con una luz pequeña, y a lo largo de la vida, su masculinidad brilla más y más hasta alcanzar el momento más esplendoroso del día.

  • Un Corazón EJEMPLAR.

Esto es muy importante para los hombres que tienen hijos; porque a los hijos se les puede dar muchas cosas: viajes, juguetes, tiempo con su padre, ir a los partidos de fútbol, abrazarlos…. Pero lo que las escrituras nos dicen que lo mejor que podemos darles es la integridad y la rectitud.

  • El Corazón de un GUERRERO

Este corazón, es el más respetado y admirado. Nos encanta admirar a los hombres guerreros. Lograr la victoria en medio de una intensa batalla, es algo que estremece el corazón de los hombres, porque algo dentro de nosotros disfruta con una buena pelea. Ésa es el corazón de un guerrero. Es el hombre que desafía la vida… y gana.

  • Un Corazón que PERSEVERA

Es el corazón de la perseverancia en medio de la dificultad. No se rinde. Sigue adelante, que lucha, aunque el verdadero corazón del guerrero no es una fuerza destructiva. Es una fuerza positiva. Es una energía de conquista, que desde lo profundo de su interior dice: ¡No voy a rendirme! ¡Voy a terminar! ¡Voy a pagar esa deuda! ¡Voy a hacer mi trabajo! ¡Vamos a hacer que esto funcione! Y todo esto viene de una fuerza interna. Es el guerrero que llevamos dentro.

  • Un Corazón de un CABALLERO

Un guerrero es también un caballero. No sólo conquista, sino que también hay en él piedad, rectitud y fe. Así que un guerrero es alguien que empuña la espada, pero tiene un norte: sus principios y valores.

  • La Corazón de un AMANTE

El corazón de un amante es el más difícil para la mayoría de los hombres. El amante es el que descubre que realmente necesita a su mujer. El amante es aquel que está dispuesto a renunciar a un buen trabajo que demande todo su tiempo para poder estar más tiempo en casa y no descuidar su familia. El amante es capaz de abrir su corazón y compartir sus sentimientos más profundos, en lugar de esconderlos y ocultarlos como si necesitara una fachada de hombre fuerte.

  • Un Corazón EQUILIBRADO

Un hombre puede ser un guerrero, pero también un amante. Tener el equilibrio de ambas cosas. Este corazón lo describe muy bien el apóstol Pablo a los cristianos de Éfeso. Efesios 5:25. “Maridos, amad a vuestras mujeres, como Cristo amó a la iglesia, y se entregó a sí mismo por ella”.

  • El Corazón de un AMIGO

Muchos hombres no tienen amigos. Es decir, amigos de verdad.  Una de las razones, es que no invertimos tiempo para tenerlos. Queremos tener amigos. Un amigo que nos dedique tiempo, para hablar con nosotros, para ayudarnos, para apoyarnos, pero no tenemos tiempo.

  • Un Corazón SINCERO

Usted puede escalar la montaña de la masculinidad sin estar unido a otros hombres. Pero cuando usted pase por crisis se dará cuenta cuán valioso es un amigo. Un amigo es alguien que tiene la libertad para opinar sobre su vida, para sacar lo mejor de usted, para alegrarse con sus éxitos, para admirar su esfuerzo y para hacerle las preguntas que nadie más le haría. Qué no se impresiona por lo que usted hace, y con quien usted puede ser transparente.

  • Un Corazón LEAL

El corazón de un amigo se caracteriza por cosas como la lealtad, la responsabilidad mutua, el desafío y la diversión. Un amigo es alguien que no se ha quedado en el nivel superficial de la vida. Es alguien con quien usted puede correr riesgos. Que le ayuda a retomar el camino cuando usted ha dado un mal paso. Le tiende la mano, le dedica tiempo y cultivar fuertes lazos en la relación.

¿Qué necesita un hombre? Aprender a explorar y apasionarse por desarrollar los corazones de la masculinidad. Descubrir que si es fuerte en uno, puede desarrollar los otros. Y que la persona más comprometida en que lo logre, es Dios mismo que lo hizo a su imagen y semejanza.

Correo electrónico