HABLEMOS EL MISMO IDIOMA

El Lenguaje de la mujer:

Por su naturaleza, la mujer es emotiva,

es como la ola; cuando se siente realmente bien tiene mucho para dar de si, pero cuando cae, se rompe y siente un vacio interior que necesita ser llenado con ternura para salir del fondo.

Es soñadora y desea ser el centro de atención; su sentido de la personalidad se define a través de sus sentimientos.

Salir del fondo equivale a hacer ajustes que determinen una equilibrada personalidad.

 

El lenguaje del varón:

El varón es realista, calculador y frio, desea tomar el control de todo pero sin muchas complicaciones; su sentido de la personalidad se define a través de lo que considera es la realidad.

Por su naturaleza racional le gusta que lo admiren, tiene mucho para dar de si pero aveces  la comodidad le resta esa capacidad y se convierte en ingenuo, rebelde y descuidado.

 

Lo que ellas valoran                                           Lo que ellos valoran

El amor                                                                      El poder

La comunicación                                                       La competencia

La belleza                                                                  La eficiencia

Las relaciones                                                            La realización

 

Hablar el mismo idioma hace solida la igualdad

 

  1. Igual dignidad del varón y de la mujer
  2. Insistir en el complemento de sus diferencias
  3. Sus diferencias son aptitudes acentuadas para enfrentar una misma situación de manera distinta y cada tarea humana en la forma mas idónea

Correo electrónico