14 Febrero 2018

¡NO TENGAS MIEDO!

Posted in Febrero

"Cuando terminó de hablar, le dijo a Simón: —Lleva el bote a aguas profundas y lancen las redes para pescar. Simón le respondió: —Maestro, estuvimos trabajando toda la noche y no pescamos nada. Pero si tú lo dices, lanzaré las redes. Así lo hicieron y atraparon tantos peces que las redes se rompían. Entonces les hicieron señales a sus compañeros del otro bote para que los ayudaran.
Ellos fueron y llenaron tanto los dos botes que casi se hundían. Al ver esto Simón Pedro se arrodilló delante de Jesús y le dijo: —¡Aléjate de mí, Señor, porque soy un pecador! Es que él y todos sus compañeros se llenaron de asombro por la gran pesca que habían hecho. Santiago y Juan, los hijos de Zebedeo y compañeros de Simón, también estaban asombrados. Entonces Jesús le dijo a Simón: —No tengas miedo. De ahora en adelante vas a pescar gente. Ellos trajeron sus botes a la orilla, dejaron todo y siguieron a Jesús."
- Lucas 5:4‭-‬11 PDT

¿Por qué Pedro tuvo miedo?
  • 1) Porque las cosas no resultaban como él esperaba: "Maestro, estuvimos trabajando toda la noche y no pescamos nada." (vs.5)
  • 2) Porque no sabía cómo explicar lo que estaba sucediendo: "Al ver esto Simón Pedro se arrodilló delante de Jesús y le dijo: —¡Aléjate de mí, Señor, porque soy un pecador!" (vs. 8)
¿Qué necesitaba escuchar?
  • 1) Una instrucción de Dios para saber que hacer: "Cuando terminó de hablar, le dijo a Simón: —Lleva el bote a aguas profundas y lancen las redes para pescar. Simón le respondió: —Maestro, estuvimos trabajando toda la noche y no pescamos nada. Pero si tú lo dices, lanzaré las redes. (vs. 4-5)
  • 2) Una declaración del propósito de Dios con él: "Entonces Jesús le dijo a Simón: —No tengas miedo. De ahora en adelante vas a pescar gente." (vs. 10).
Punto de acción

El temor es una trampa. Puede paralizarte hasta el punto de hacerte perder la motivación para vivir. Te hace dudar del amor de Dios y te tienta a darte por vencido.

¿Qué hacer?

Pon tu fe en Cristo y obedécelo. Así Dios te dará la fuerza para la batalla (Isaías 40:29-31)



Leave a comment

You are commenting as guest.